Sara Calvo
Sara Calvo
01 Nov, 2017 - 10:00
Recetas sin carbohidratos para ayudarte a adelgazar

Recetas sin carbohidratos para ayudarte a adelgazar

Sara Calvo

Evitando los carbohidratos en nuestras comidas, conseguiremos adelgazar fácilmente. En este artículo te damos algunas ideas de recetas sin carbohidratos.

Cuando decidimos llevar a cabo una dieta que evite los carbohidratos, debemos poner atención a los alimentos que vamos a ingerir, por lo que antes de nada vamos a aclarar qué alimentos son válidos y cuáles debemos dejar de lado en nuestras recetas sin carbohidratos.

Además de la alimentación, será importante llevar a cabo ejercicio de manera regular y tener clara la cantidad de peso que queremos perder, por lo que, como siempre, te recomendamos que consultes con un especialista si esos son tus objetivos.

Dieta sin carbohidratos: menú diario

Recetas-bajas-en-carbohidratos

En tu dieta sin carbohidratos, deberás comer alimentos que no hayan sido procesados, es decir, que sean naturales. Por tanto, para preparar tu menú diario de recetas sin carbohidratos deberás pensar en los alimentos que vas a incluir. Debes tener en cuenta los siguientes, que serán la base de tu dieta:

  • Huevos.
  • Carnes magras, como por ejemplo, el pollo o el pavo.
  • Pescados y mariscos.
  • Queso fresco.
  • Los lácteos deberán ser descremados o desnatados.
  • Los vegetales aportan hidratos de carbono, pero debes escoger aquellos de hoja verde, como por ejemplo, los berros o canónigos, la lechuga, las espinacas, las acelgas, el apio, la rúcula o el brócoli.
  • En cuanto a los edulcorantes que debes usar, deja de lado el azúcar y los edulcorantes artificiales, usa algunos naturales como la Splenda o la Stevia.
  • Las grasas que debes ingerir deben ser saludables, puedes utilizar algunas como por ejemplo el aguacate, el aceite de oliva virgen extra, las almendras o las nueces.
  • Las frutas que deberás consumir son las que tienen menor índice glucémico, como por ejemplo, pera, kiwi, mandarina, cerezas, manzana, arándanos, fresas o moras.

Para dar un toque de sabor a tus recetas sin carbohidratos puedes usar algunos condimentos como las hierbas provenzales, vinagre, margarina o mostaza.

Los alimentos que debes evitar en tus recetas sin carbohidratos, son los siguientes:

  • Alimentos procesados.
  • Grasas trans, es decir, alimentos que contengan aceite hidrogenado o parcialmente hidrogenado.
  • Granos con gluten, a tener en cuenta: la cebada, el centeno, la espelta y el trigo. Así como el pan y las pastas.
  • Azúcar: evita los zumos de fruta, los helados, los dulces y las bebidas gaseosas.
  • Aceites vegetales, aceite de soja, aceite de girasol, aceites altos en Omega 6.
  • Edulcorantes artificiales como son la sucralosa o la sacarina.
  • Galletas, productos lácteos no desnatados y cereales.

Es importante mantenernos hidratados, por lo que además de poner atención a las comidas, es necesario pensar en las bebidas que acompañaran nuestras recetas sin carbohidratos. Puedes tomar las siguentes:

  • Abundante agua
  • Café
  • Refrescos sin edulcorantes artificiales.

Receta sin carbohidratos: huevos revueltos con tomate

Esta receta es muy sencilla de preparar y puede ser una excelente cena.

– Ingredientes –

  • 6 huevos
  • 1 tomate maduro
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

– Preparación –

  • En una sartén de tamaño mediano calentamos un chorrito de aceite de oliva virgen.
  • Pelamos y cortamos la cebolla en rodajas, la incorporamos a la sartén con el aceite caliente y la cocinamos durante un par de minutos.
  • En este momento le puedes añadir un toque de jengibre rallado, si es de tu gusto. Si lo incorporas, debes dejar que se cocine 3 minutos más.
  • Pelamos el tomate y lo cortamos en cubos, podemos retirarle las semillas. Lo ponemos en la sartén junto con los dos ingredientes y mezclamos bien a fuego medio/bajo.
  • Dejamos que los sabores de los distintos alimentos se junten durante unos minutos.
  • Por último, vamos a romper los huevos en la sartén y removerlos poco a poco mientras se van cocinando.
  • Le ponemos sal y pimienta al gusto, ¡y ya está listo para comer!

Puede interesarte: