Merche Mairal Reinoso
Merche Mairal Reinoso
13 Mar, 2017 - 10:37
Cómo elegir un entrenador personal

Cómo elegir un entrenador personal

Merche Mairal Reinoso

¿Estás pensando en contratar un entrenador personal? Te damos las claves para elegir a tu entrenador y obtener los mejores resultados en tus entrenamientos.

Si no dispones de mucho tiempo para ir al gimnasio o no sabes muy bien por dónde empezar para ponerte en forma, puede que sea el momento de contratar un entrenador personal.

Este profesional es una pieza clave que te puede ayudar a obtener un mejor rendimiento y a alcanzar tus objetivos.

Ten en cuenta que un entrenador no solo se encargará de planificar y llevar a cabo distintas rutinas de ejercicios, también nos ayuda a controlar la alimentación o a hacernos sentir más motivados.

Cada vez son más las personas que deciden contratar un entrenador personal, pero no todos los entrenadores son igualmente apropiados para cada uno de nosotros. A continuación te damos algunas claves que te ayudarán a elegir el más adecuado a tus necesidades.

5 consejos para elegir un entrenador personal

entrenador-personal

1. Referencias y especialidades del entrenador

Antes de contratar a tu entrenador personal, es importante investigar y comparar varias opciones. Ten en cuenta que todo entrenador debe estar cualificado y tener un certificado homologado.

No dudes en entrevistarte con él para hacerle todas las preguntas necesarias, conocer su experiencia y sus especialidades, pues cada entrenador suele estar especializado en una disciplina concreta.

Pide referencias a amigos o conocidos del gimnasio, ya que conseguir distintas opiniones, podrá ayudarte a elegir mejor.

2. Planificación del entrenamiento adaptada a tus necesidades

Los conocimientos del entrenador serán esenciales para crear un plan de entrenamiento adecuado a nuestras necesidades.

Un buen entrenador debe asegurarse que realizamos todas las rutinas de ejercicios. De este modo, cuanto más se adapten los entrenamientos a nosotros, más fácil nos será aprender y cumplir con los objetivos.

3. Innovación en las rutinas

Los entrenamientos no deben ser siempre los mismos, ya que si caemos en la monotonía, además de no obtener buenos resultados, podemos llegar a desmotivarnos.

El entrenador personal debe ir cambiando las rutinas de ejercicios, innovando y adaptando las nuevas tendencias a nuestros entrenamientos.

4. Saber escuchar

Un buen entrenador personal también debe saber escuchar y entender las necesidades de su cliente para conseguir resultados de manera eficaz.

Los ejercicios deben ajustarse a nuestra experiencia y fisionomía. En el momento en que no seamos capaces de realizar un ejercicio, el entrenador debe detenernos a tiempo para evitar cualquier tipo de lesión.

5. Motivación y optimismo

Cumplir con la rutina de ejercicios y las metas deportivas no es lo único importante. Un buen entrenador debe saber motivarnos e incentivar el aprendizaje.

Para conseguirlo, no podemos caer en la rutina. El entrenador debe ser perseverante e innovador, aunque también debe establecer unos objetivos realistas.

A pesar de ello, nunca nos puede hacer sentir mal, todo lo contrario, debemos sentirnos siempre cómodos pero con ganas de superarnos.