Mar Calvo
Mar Calvo
18 Oct, 2018 - 09:00
12 razones por las que no quiero casarme

12 razones por las que no quiero casarme

Mar Calvo

Cada vez son más las mujeres que dicen eso de «no quiero casarme». Entre los motivos, no quieren perder libertad y no necesitan firmar un papel para amar a alguien.

Decir “no quiero casarme” sienta tan mal en algunas familias como el “no quiero tener hijos” o el “no voy a bautizar al bebé”. Que los abuelos te miren con los ojos como platos se puede entender, ¿pero que lo hagan tus primos o tus amigos?

Si alguna vez has pensado o dicho en alto que “no quiero casarme” y te has sentido como un bicho raro, puede que los siguientes datos te ayuden a ver que no estás sola en esto.

Primero, solamente el 26% de los millennials pasa por el altar, frente al 36% de la generación X y el 48% de los nacidos durante el baby boom. Y segundo, mientras que las uniones por la iglesia bajan, sube el número de matrimonios civiles y las parejas de hecho ya conforman 1 de cada 7 hogares.

¿Por qué no quiero casarme?

No quiero casarme

Aunque lo ideal sería que todo el mundo respetase tu opinión y no te preguntasen el motivo por el que no quieres casarte, la realidad es muy distinta. Seguro que tienes tus razones y probablemente alguna coincida con las que vamos a enumerar a continuación. Para ello, hemos recopilado testimonios de mujeres que han dicho alto y claro: “no quiero casarme”.

1. El matrimonio es la primera causa de divorcio. Nadie quiere pasar por un divorcio, pero la realidad es que se calcula que en España hay unos 97.000 divorcios al año, aparte de las separaciones y nulidades.

2. El miedo al fracaso y a no fallarle a su pareja es otra de las razones por las que tanto mujeres como hombres no desean casarse.

3. Las nuevas generaciones prefieren gastar el dinero en experiencias, en lugar de en posesiones. Y entre los gastos que no quieren hacer se incluye el precio de una boda. ¿Te imaginas la cantidad de cosas que puedes hacer con los 16.000 euros de media que cuesta una boda?

4. “No quiero casarme” ya no significa estar solo. Los jóvenes piensan que para no estar solo no es necesario casarse. Puedes tener una pareja perfectamente durante muchos años, incluso durante toda la vida, sin falta de pasar por un matrimonio.

5. También hay quien cree que casarse significa perder libertad, tener que dar explicaciones si quieren salir por las noches, sentirse culpables por practicar sus hobbies sin contar con su pareja o no poder entrar y salir cuando les de la gana.

6. Muchas personas ven el matrimonio como una especie de contrato que no necesitan firmar para amar a su pareja. No se quiere más a una persona porque un papel diga que son marido y mujer.

7. A algunas personas el matrimonio les da seguridad, pero otras opinan que, si tiene que ocurrir algo malo, el matrimonio no va a evitarlo.

8. Si la relación se rompe, el hecho de no estar casados lo hace todo más fácil. No hay que firmar papeles, ni gastarse dinero en abogados, ni firmar acuerdos para ver quién se queda con qué.

9. Una idea cada vez más extendida es que el estar casado disminuye las posibilidades de alcanzar el éxito profesional. Esto le ocurre sobre todo a las mujeres, que se encuentran en la disyuntiva de elegir entre atender a su familia o comprometerse más con su empresa.

10. “El matrimonio es una institución pasada de moda”. Seguro que tú también lo has pensado alguna vez.

11. El matrimonio requiere tiempo y energía, dos cosas que estas personas quieren dedicar a hacer lo que les gusta.

12. “No necesito casarme para tener hijos”. Muchas mujeres quieren tener hijos, pero no un marido. Afortunadamente, hoy en día ser madre soltera ya no está tan mal visto.

En cuanto a los hombres, sus motivos para no casarse van desde “en el matrimonio hay menos sexo” hasta el típico “una vez casado, ya no voy a poder quedar con mis amigos”, pasando por “si me caso voy a engordar” (razones no les faltan, pues según los estudios, los hombres tienen más probabilidades de tener sobrepeso cuando están casados).

Puede interesarte: