Mar Calvo
Mar Calvo
21 Ene, 2020 - 06:14
niños felices corriendo

Ideas para mantener a los niños activos

Mar Calvo

Mantener a los niños activos es fundamental para su desarrollo. Te damos algunas claves para lograr que se muevan y a la vez, se diviertan.

Cuando son pequeños no paran de moverse, de saltar, de correr… Pero a medida que crecen, cuesta mantener a los niños activos. Prefieren quedarse jugando a la consola que ir al parque. A mí personalmente, como madre, es algo que me preocupa.

¿Por qué? Porque la falta de actividad física tiene efectos negativos en el cuerpo de nuestros hijos. De hecho, las cifras de sobrepeso en nuestro país empiezan a ser preocupantes. En su último informe, “El estado mundial de la infancia 2019: alimentación y nutrición”, Unicef alerta de que al 35% de los niños españoles entre 8 y 16 años les sobran kilos. De ellos, un 20,7% tiene sobrepeso y el resto, obesidad.

Ejercicios para mantener a los niños activos

Según los expertos, los niños mayores de 6 años tienen que hacer al menos 60 minutos de ejercicio al día. No hace falta que sean seguidos, pero sí que lo ideal es que realicen ejercicios aeróbicos y de fortalecimiento muscular y óseo.

  • Ejercicios aeróbicos para niños: patinar, nadar, correr, hacer senderismo, montar en bicicleta, bailar o jugar al baloncesto les ayudará a fortalecer los pulmones y el corazón. Deben hacer este tipo de actividades por lo menos tres veces por semana.
  • Ejercicios para fortalecer los huesos: correr, bailar, saltar a la comba o jugar al baloncesto, al fútbol, al tenis, al voleibol, etc.
  • Ejercicios para fortalecer los músculos: flexiones, abdominales, dominadas…

Los juegos tradicionales para practicar al aire libre también son una forma de que los niños se muevan mientras se divierten. Quizá a tu hijo no le guste correr porque sí, pero seguro que jugando al escondite es el primero que sale disparado para buscar un lugar donde no le vean.

La rayuela, las carreras de sacos, saltar a la comba, el balón prisionero, el juego del pañuelo… Piensa en la cantidad de ejercicio que hacías cuando eras pequeño sin darte cuenta.

Consejos para lograr que los niños se muevan

niño haciendo ejercicio físico

¿Tu hijo no está por la labor de hacer ejercicio? Puede que no haya encontrado una actividad que le guste. O que no encuentre la motivación para moverse del sofá. Las mamás sabemos que siempre hay recursos para mantener a los niños activos. ¿Aceptas consejos?

  • Deja que el niño pruebe diferentes actividades y deportes hasta que encuentre algo que le gusta.
  • Adapta las actividades deportivas a cada edad para que no se frustren. Los deportes de equipo, por ejemplo, no se recomiendan para los menores de 4 años. Hasta entonces se divertirán lanzando un balón, dándole patadas, saltando o montando en bici.
  • Saca tiempo para llevar a los niños al parque, o salir a dar un paseo juntos.
  • Actúa como modelo, practicando también algo de ejercicio.
  • Planifica salidas en familia que impliquen moverse. Una ruta fácil de montaña, por ejemplo.
  • Limita el tiempo que los niños pasan sentados frente a las pantallas.
  • A ser posible, lleva a los niños caminando al colegio.
  • Facilítales el material necesario para que hagan ejercicio: compra una pelota, una bici, un patinete, unas zapatillas deportivas chulas con las que se sientan a gusto, ropa deportiva que les permita moverse…

Ventajas de mantener a los niños activos

Lograr que nuestros hijos se muevan, que hagan ejercicio, implica un montón de beneficios para ellos:

  • Favorece el sistema inmunitario
  • Se reducirán los problemas de salud (tendrán menos probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2, por ejemplo)
  • Es más fácil controlar su peso, pues quemarán las calorías que consuman
  • Los niveles de azúcar en sangre estarán controlados
  • Se reducen los niveles de colesterol y la presión sanguínea
  • Los huesos y músculos estarán más fuertes
  • Los niños que practican deportes tienen más fuerza y resistencia
  • Mejorarán su flexibilidad y coordinación
  • Dormirán mejor
  • Estarán menos estresados
  • Se concentrarán mejor en el colegio
  • Mejorarán sus habilidades sociales
  • Tendrán más autoconfianza
  • Si son activos desde pequeños, seguirán siéndolo según van creciendo
Puede interesarte